Problemas recurrentes de los vehículos Toyota

Si los problemas en su vehículo Toyota no desaparecen, es posible que tenga un vehículo defectuoso en sus manos.

Estos vehículos defectuosos, también conocidos como “limones”, tienen defectos que afectan su uso, seguridad o valor. Aquellos que poseen o alquilan estos vehículos a menudo encuentran que sus vehículos tienen problemas que no se pueden resolver después de que numerosos vehículos lleguen a un concesionario autorizado o un centro de reparación autorizado. La ley del carro limón de California establece que si el concesionario o la instalación de reparación no pueden reparar el vehículo con un “número razonable de intentos”, el vehículo se considera un “limón”.

Si sospecha que su vehículo es un limón, es posible que deba consultar a un abogado de la ley del limón sobre su situación y cualquier pregunta que pueda tener.

¿Qué puede fallar con mi Toyota?

 

Si su Toyota experimenta problemas que impactan negativamente su uso, seguridad o valor, y esos problemas no desaparecen después de una cantidad razonable de intentos de reparación, su Toyota puede considerarse un “limón”.

Problemas con la bomba de combustible

Varios modelos de vehículos Toyota y Lexus están equipados con bombas de combustible DENSO, muchas de las cuales han sido retiradas del mercado. Se sabe que estas bombas de combustible absorben un exceso de combustible debido a problemas en los impulsores de la bomba de combustible. Como resultado, estas bombas de combustible pueden hacer que el motor funcione de manera irregular, se atasque y no arranque.

Debido al desabasto y a la cantidad de vehículos afectados, Toyota emitió retiros continuos de los vehículos Toyota y Lexus afectados. Estos retiros se dividieron en fases, cada una con modelos de vehículos asignados. Esto dejó a algunos propietarios y arrendatarios de modelos en fases posteriores esperando varios meses una solución. No solo eso, algunos propietarios y arrendatarios nos han informado que se les hizo esperar más de 30 días para que sus vehículos Toyota o Lexus salieran del taller de reparación por este problema.

Varias demandas colectivas alegan que los problemas de la bomba de combustible causan varios defectos del vehículo, que Toyota tardó demasiado en emitir el retiro del mercado y que los retiros no incluyen todos los vehículos Toyota y Lexus equipados con las bombas de combustible DENSO defectuosas.

Si su Toyota está equipado con una bomba de combustible defectuosa que no se puede reparar después de un número razonable de intentos, es posible que deba consultar a un abogado de la ley de carro limón sobre su situación.

Problemas de transmisión

Toyota enfrenta una demanda colectiva que alega que las transmisiones de 8 velocidades causan varios defectos en el control de cambios y velocidad en algunos vehículos Toyota Highlander y Toyota Sienna.

Específicamente, la demanda afirma que las transmisiones 8AT de cambio directo causan cambios bruscos o retrasados, aceleración retrasada, vacilación, sacudidas, aceleración involuntaria, sacudidas y aceleración excesiva antes de realizar cambios ascendentes en los modelos afectados. Estos defectos supuestamente hacen que la conducción sea peligrosa para los ocupantes del vehículo y otros vehículos en la carretera.

Algunos consumidores alegan que las reparaciones de la transmisión fueron ineficaces y en ocasiones empeoraron los problemas de transmisión. Cualquiera de los defectos enumerados en la demanda puede crear situaciones de conducción inseguras. Si su Toyota ha mostrado problemas de transmisión que no desaparecen, su Toyota puede considerarse un limón.

Si su Toyota experimenta alguno de estos problemas importantes, o si experimenta algún conjunto de problemas que lo hagan inseguro para conducir, puede beneficiarse de presentar un reclamo por la ley del carro limón de California.

¿Qué puedo obtener de un caso en virtud de la ley del carro limón de California?

 

Los residentes de California que compraron o alquilaron vehículos en concesionarios autorizados de California pueden presentar casos en virtud de la ley mencionada si sus vehículos tienen problemas reiterados que no pudieron repararse en un número razonable de intentos.

Si su vehículo tiene un problema recurrente que no se ha solucionado a pesar de múltiples intentos de reparación, puede ser elegible para una de las siguientes retribuciones según la ley del carro limón de California: compensación en efectivo, reemplazo de vehículo o recompra. Un vehículo de reemplazo debe ser similar al modelo que se declaró defectuoso; esto normalmente significa que recibirá un vehículo de igual marca y modelo.

Si es elegible para una recompra, se le reembolsará el precio total de compra de su vehículo defectuoso, menos una deducción llamada “compensación de kilometraje”. Esta deducción está determinada por la cantidad de “millas buenas” que obtuvo del vehículo antes de que apareciera el defecto.

Sin embargo, es difícil lograr la retribución que merece sin la ayuda de abogados con experiencia en la ley del carro limón de California.

¿Cómo puede ayudarme Centro de Acción Legal?

 

No tiene que atravesar solo por el proceso de la ley del carro limón. Nuestros abogados especializados en la ley del carro limón de California pueden ayudarlo a obtener el resultado legal que merece.

Centro de Acción Legal ha ayudado a miles de residentes de California a navegar por el proceso de la ley del carro limón y les ha brindado una lucha justa contra los fabricantes de automóviles que suministraron estos vehículos defectuosos. Nuestro personal multilingüe puede responder cualquier pregunta que pueda tener sobre los defectos comunes del vehículo y el proceso de la ley del carro limón de California. Si nos elige para representarlo, le proporcionaremos información actualizada sobre su caso de conformidad con la ley del carro limón.

Si tiene alguna pregunta sobre su situación, defectos comunes de Toyota o la ley del carro limón de California, complete el formulario a continuación o llámenos al 877-222-2222 para realizar una consulta gratuita en tan solo cinco minutos.