Cuatro Jurados en California Ordenan Que Ford Pague a sus Clientes por la Venta Fraudulenta de Las Trocas Super Duty

por Jonathan Morales

15 Ene, 2020

Desde el verano de 2017, cuatro jurados de California encontraron que oficinarios y directores de Ford actuaron con malicia, opresión y fraude al negarse de revelar defectos de seguridad en las camiones de Super Duty de Ford.

En cada uno de los casos a continuación, el jurado encontró que Ford había ocultado defectos de seguridad conocidos con la intención maliciosa de persuadir a los consumidores a comprar vehículos defectuosos, cometiendo fraude y violando la Ley de Remedios Legales del Consumidor de California (una ley de California destinada a proteger a los consumidores del comercio injusto prácticas). Como resultado de esta mala conducta, Ford recibió la orden de pagar lo siguiente:

  • En el 6 de Julio del 2017, Charles Margeson fue galardonado $1.4 millones en su caso contra Ford.
  • En el 18 de Julio del 2018, Leonard Coon fue galardonado $2.8 millones  en su caso contra Ford.
  • En el 20 de Octubre del 2018, Valerie y Robert Brown fueron galardonado $1.9 millones en su caso contra Ford.
  • En el 31 de Octubre del 2018, Shelby y Tommy fueron galardonado $227,715 en su caso contra Ford.
  • En el 20 de Diciembre del 2018, Jerry y Shawn Nolan fueron galardonado $8.1 millones en su caso contra Ford. 

Los jurados en esos asuntos se les presentaron múltiple comunicación internas entre los directores, gerentes  y supervisores de Ford, incluido un correo de electrónico en el que el Supervisor del Programa de Garantia admito que Ford había excedido sus propias especificaciones de presión para sus cilindros de los motores normales. También aconsejo que la garantía no repita la falla del motor y luego solicitó que eliminen todos los correos electrónicos relacionados con este asunto para evitar el riesgo de que se presenta en frente de una demanda colectiva contra Ford. 

A los jurados también se les presentaron presentaciones de PowerPoint creadas por Ford, que evidenciaron la cultura de la compañía de esconder este tipo de información a los consumidores. A pesar de las preocupaciones de calidad, los problemas de los clientes y la cobertura negativa de los medios, una de las presentaciones internas de Ford afirmó que el objetivo de Ford era proteger la imagen de trocas marca de la F-Series y Power Stroke. Cada uno de los jurados en estos casos respectivos finalmente encontró que era la intención de Ford ser engañoso.