MOTORES DE FORD F-150

Las camionetas Ford de la serie F han sido el vehículo número uno en ventas de Estados Unidos durante décadas. Sin embargo, una demanda colectiva reciente alega que los modelos recientes de camionetas Ford F-150 pueden presentar defectos graves que aumentan el riesgo de accidente, lesión o muerte. Especialmente, estas camionetas Ford F-150 supuestamente experimentan un consumo excesivo de aceite y otros problemas graves del motor.

La Ley Limón de California existe para garantizar que aquellos que compraron o alquilaron vehículos defectuosos tengan algún recurso legal. Si cree que su camioneta Ford F-150 de 2018 a 2020 experimenta problemas serios y recurrentes que los concesionarios Ford o los talleres de reparación autorizados no han podido solucionar, es posible que necesite la representación de un abogado especializado en la Ley Limón de California para ejercer sus derechos.

¿Qué sucede con algunas camionetas Ford F-150?

Según Lyman v. Ford, las camionetas Ford F-150 de 2018 a 2020 equipadas con motores “Coyote” de 5 L consumen aceite a tasas excesivamente altas.

La demanda alega que el indicador de cambio de aceite podría encenderse apenas a las 3,000 millas después del cambio de aceite anterior. Los defectos en el motor Coyote supuestamente causan un rápido consumo y bajos niveles de aceite, mala lubricación de las piezas del motor, traqueteo del motor, parada del motor y, en última instancia, falla del motor al conducir a cualquier velocidad. Los problemas de aceite supuestamente dañan otros componentes, como sensores de oxígeno, convertidores catalíticos y bujías.

Según la demanda, los pistones defectuosos y los conjuntos de anillos de pistón supuestamente permiten que el aceite ingrese a la cámara de combustión del motor. Aunque se supone que el aceite del motor está separado del ciclo de combustión, la demanda alega que el aceite se quema y se consume durante el ciclo de combustión.

Cuando los gases de combustión escapan de la cámara de combustión, el cárter se presuriza. Se supone que el sistema de ventilación positiva del cigüeñal (PCV) previene la contaminación del cárter y ayuda a reducir las emisiones del vehículo. Sin embargo, el sistema PCV en estas camionetas Ford F-150 supuestamente presenta defectos. Como resultado, se estima que el sistema PCV no reduce la presión causada por los gases de combustión.

Las camionetas Ford F-150 supuestamente liberan emisiones más altas debido a los motores defectuosos. Se supone que el aceite recircula para una mayor lubricación de las piezas del motor. Sin embargo, dado que el aceite supuestamente se quema en el proceso de combustión, la eficiencia del combustible disminuye y se forman depósitos de carbón dentro del motor. Esto puede dañar el motor, los componentes de encendido y las piezas de emisiones.

¿Cómo ha respondido Ford a los supuestos defectos de consumo de aceite?

Según la demanda colectiva, Ford ignoró los problemas, afirmó que las altas tasas de consumo de aceite eran “normales”, ofreció soluciones de mala calidad para el problema del consumo de aceite y se negó a pagar las costosas reparaciones que los motores finalmente necesitaban.

La demanda cita varios boletines de servicio técnico (TSB) que muestran la mala respuesta de Ford al problema del consumo de aceite. Inicialmente, se instruyó a los técnicos de Ford para que reemplazaran o cambiaran las piezas defectuosas y monitorearan las tasas de consumo de aceite. Si la tasa de consumo de aceite era demasiado alta, se les indicaba a los técnicos que reemplazaran los bloques del motor, lo que demoraba 12 horas.

Sin embargo, los consumidores alegan que posteriormente se ordenó a los técnicos de Ford que dejaran de reemplazar los motores. En lugar de reemplazar el motor, se supone que los técnicos de Ford recibieron instrucciones de simplemente cambiar o agregar aceite al motor, cambiar el filtro de aceite, reprogramar los módulos de control del tren motriz y reemplazar las varillas medidoras de aceite.

Las varillas de aceite tienen indicadores de nivel marcados que señalan los niveles mínimos y máximos de aceite que se deben contener. La demanda alega que las viejas varillas de aceite se reemplazaron por varillas que habían bajado los niveles mínimos, y que esto se realizó para ocultar el problema del consumo de aceite.

¿Qué obtengo al optar por no participar en una demanda colectiva?

Tiene que optar por no participar si desea conservar su derecho a presentar una demanda individual. Una vez que lo haga, podrá presentar una demanda individual en virtud de la ley limón.

Si permanece en la demanda colectiva, renuncia a su derecho a presentar una demanda individual durante el acuerdo y después de este. Además, las demandas colectivas suelen tener miles de miembros. Como resultado, los miembros individuales de las demandas colectivas solo pueden obtener pequeñas reducciones del acuerdo final.

Si opta por no participar y presenta una demanda individual, puede presentar una demanda por cargos más específicos para su situación. Como resultado, puede recibir una compensación mayor por su vehículo defectuoso.

¿Cómo puedo optar por no participar en una demanda colectiva?

Por lo general, los afectados por una demanda colectiva recibirán un aviso que describe las acusaciones presentadas en la demanda y les indica a los consumidores que conservan el derecho a optar por no participar en ella. Por lo general, estos avisos incluyen instrucciones sobre cómo optar por no participar. Sin embargo, es mejor consultar a un abogado respecto de los detalles de la exclusión voluntaria, como los plazos de dicha exclusión.

Una vez que opte por no participar en una demanda colectiva, puede presentar de forma independiente un reclamo de conformidad con La Ley Limón de California.

¿Qué puedo obtener de un caso en virtud de La Ley Limón de California?

Los residentes de California que compraron o alquilaron vehículos en concesionarios autorizados de California pueden presentar casos en virtud de la Ley mencionada si sus vehículos tienen problemas reiterados que no pudieron repararse en un número razonable de intentos.

Si su vehículo tiene un problema recurrente que no se ha solucionado a pesar de múltiples intentos de reparación, puede ser elegible para una de las siguientes retribuciones según La Ley Limón de California: compensación en efectivo, reemplazo de vehículo o recompra. Un vehículo de reemplazo debe ser similar al modelo que se declaró defectuoso; esto normalmente significa que recibirá un vehículo de igual marca y modelo.

Si es elegible para una recompra, se le reembolsará el precio total de compra de su vehículo defectuoso, menos una deducción llamada “compensación de kilometraje”. Esta deducción está determinada por la cantidad de “millas válidas” que obtuvo del vehículo antes de que apareciera el defecto.

Sin embargo, es difícil lograr la retribución que merece sin la ayuda de abogados con experiencia en La Ley Limón de California.

¿Cómo puede ayudarme Centro De Acción Legal?

No tiene que atravesar solo por el proceso de la Ley de Vehículos Defectuosos. Nuestros abogados especializados en La Ley Limón de California pueden ayudarlo a obtener el resultado legal que merece.

Centro De Acción Legal ha ayudado a miles de residentes de California a navegar por el proceso de la ley limón y les ha brindado una lucha justa contra los fabricantes de automóviles que suministraron estos vehículos defectuosos. Nuestro personal multilingüe puede responder cualquier pregunta que pueda tener sobre los defectos comunes del vehículo y el proceso de La Ley Limón de California. Si nos elige para representarlo, le proporcionaremos información actualizada sobre su caso de conformidad con la ley limón.

Si tiene alguna pregunta sobre su situación, defectos comunes de Ford o La Ley Limón de California, complete el formulario a continuación o llámenos al 877-222-2222 para realizar una consulta gratuita en tan solo cinco minutos.