Los Dummies De Las Pruebas De Choque Están Diseñados De Acuerdo Al Cuerpo Del Hombre. Las Mujeres Están En Peligro Al Conducir

por Jonathan Morales

6 Mar, 2020

Según el sistema de Informes de Análisis de Fatalidad, FARS por sus siglas en Ingles, del Departamento de Transporte de EE. UU, los hombres tienen más probabilidad que las mujeres, de involucrarse en accidentes automovilísticos. Eso significa que generalmente los hombres tienen más probabilidades de sufrir accidentes automovilísticos mortales. Pero entre los involucrados en accidentes automovilísticos, las mujeres tienen una probabilidad entre un 47% hasta 71% más de lesionarse y un 17% más de morirncluso cuando se tienen en cuenta los factores como la altura y el peso, los comportamientos de riesgo y la gravedad de los accidentes.

La reportera Caroline Criado-Pérez de The Guardian dice que esto se debe a cómo se diseñan y se prueban los vehículos.

Para hacer la prueba de seguridad, se coloca un dummie  en el asiento del conductor (y en los asientos de los pasajeros) de un modelo de vehículo, y luego se coloca en diferentes escenarios teóricos de colisión. Después se analizan los datos recopilados de la prueba, para verificar posibles lesiones que un conductor o pasajero podría sufrir en un accidente. El problema radica en el diseño de los dummies; que en la mayoría de los casos están diseñados de acuerdo al cuerpo del hombre.

¿Qué sucede cuando se utilizan los dummies diseñados según al cuerpo de la mujer en las pruebas de choque? Según Criado-Pérez, se desploman las clasificaciones de seguridad.

Estos dummies femeninos no siempre son disenados según el cuerpo de la mujer. A veces, solo son dummies que no toman en cuenta las proporciones corporales, la distribución muscular, la densidad ósea o la forma en que las vértebras están espaciadas en las columnas de las mujeres. Estas diferencias corporales pueden marcar una diferencia sustancial en cómo las mujeres son protegidas o lesionadas en accidentes automovilísticos, y cómo los diseños de vehículos pueden empeorar ciertas vulnerabilidades.

Las mujeres que conducen tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones internas en choques frontales y lesiones de hiperextensión cervical en colisiones traseras. Esto se debe porque en promedio las mujeres son más bajas y pesan menos que los hombres. La necesidad de sentarse más cerca para alcanzar los pedales y sentarse en posición vertical para ver lo que está frente al vehículo significa que siempre están sentadas “fuera de lugar”. Según una investigación realizada por Astrid Linder de la Carretera y Transporte Nacional de Suecia Instituto de Investigación, la diferencia en la distribución muscular en la parte superior del cuerpo de las mujeres, significa que las mujeres son tres veces más propensas a las lesiones de hiperextensión cervical y los asientos de automóvil demasiado firmes no protegen a las mujeres de esas lesiones.

Linder también descubrió que cuando se usan dummies diseñados de acuerdo al cuerpo de la mujer, generalmente se colocan en los asientos de los pasajeros, durante las pruebas de choque.