La Ley Limón de California y Vehículos Defectuosos

por Jonathan Morales

3 Dic, 2019

La compra de un vehículo nuevo o usado es una de las compras más caras que una persona puede hacer. Por desgracia, es común que estos vehículos tengan problemas que afectan la seguridad, uso o valor del mismo.

La Ley Limón se puso en marcha a nivel federal y estatal para proteger los consumidores que compran vehículos defectuosos, conocidos como los limones. Más notablemente, California tiene una de las leyes limón más fuertes del pais.

La ley define un lemon como un vehículo que no puede ser reparado en garantía después de un “número razonable de intentos”. Algunos de los problemas más comunes con los limones incluyen fugas frecuentes de aceite, paradas repentinas, estremeciéndose y sacudidas, la falta de aceleración y problemas con el motor.

En California, si un consumidor tiene un limón (aunque ya no tenga posesión del vehículo), tienen derecho a una compensación substancial, el reembolso de sus costos de los vehículos o una recompra en efectivo de su vehículo. Por otra parte, si un consumidor gana su caso, el fabricante está obligado a pagar los honorarios y gastos de sus abogados.

Para obtener más información, aquí están las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la Ley de Limón de California.