La Demanda Ford 6.7L Que se Presentó en NorCal es Muy Similar al Caso de VW “Dieselgate”

por Jonathan Morales

3 Jun, 2020

Se presentó una demanda colectiva en contra de Ford en donde se acusa de que las camionetas F-250, F-350 y F-450 de Ford fueron equipadas con “dispositivos” que les permitía hacer trampa a las pruebas de emisión de gases.

Las normas federales y estatales de emisiones limitan la cantidad de óxido de nitrógeno (NOx [por sus siglas en ingles]) que un vehículo diésel puede emitir legalmente. Por consecuencia, se les instalaron controles de contaminación a los vehículos con motores diésel. Los dispositivos que se instalan en los motores diésel Power Stroke de 6.7 litros de las camionetas Ford, vienen con un programa que permite que los controles de contaminación permanezcan encendidos durante las pruebas de emisiones, y cuando las camionetas están en la carretera, esos controles simplemente se bloquean o se apagan.

Smog over a city.

Antes de 2011, Ford usaba motores diésel que desarrollaba Navistar, un fabricante de piezas de vehículos. Sin embargo, las normas de emisiones actualizadas obligaron a Ford a desarrollar un nuevo motor diésel.

Ford creó el motor diésel Power Stroke con la ayuda de Bosch, una empresa de ingeniería alemana. Inicialmente, Ford agrego estos motores en las camionetas F-250 y F-350, y luego se los agrego a los modelos F-450. Se acusa a Ford y Bosch por defraudar a los clientes al ocultar estos dispositivos al igual que incumplir con la ley de Racketeer Influenced and Corrupt Organizations (RICO).

Se presentó una demanda similar en el tribunal federal de Detroit, en donde se le acusa a Ford por instalar dispositivos que permiten que sus camionetas F-250 y F-350 2011-2017 emitan hasta 50 veces más de la norma legal.

Bosch, quien fue un acusado en el caso de Detroit, también está relacionado al escándalo de Volkswagen 2015, en el que a Volkswagen se le acusó de instalar dispositivos en sus pequeños vehículos de “diésel limpio”.

Fuente: CarComplaints.com